El tirón de la campaña estival deja 20.700 ocupados más en Galicia

El crecimiento del empleo en la comunidad, que supera el 1,9 % respecto al segundo trimestre del año, duplicó la tasa del conjunto del país

Volver a Noticias

El acelerón del mercado laboral entre julio y septiembre, coincidiendo con el pico de la campaña estival, permitió la creación de 20.700 nuevos puestos de trabajo en Galicia, según la Encuesta de Población Activa publicada esta mañana, que deja la cifra total de ocupados en 1.096.500. En términos porcentuales, el crecimiento del empleo en la comunidad, que supera el 1,9 % respecto al segundo trimestre del año, duplicó la tasa del conjunto del país, donde el incremento fue del 0,95 %, con 183.900 nuevos ocupados.

En todo caso, los 20.700 empleos que se crearon este verano son un 12 % menos que los 23.600 del mismo período del año pasado, en una nueva muestra de la desaceleración que experimenta la economía y, como derivada, también el mercado de trabajo.

El incremento de la ocupación trajo consigo un descenso del paro, que cayó en 22.000 personas en la comunidad, hasta las 153.000. Es un 12,6 % menos en solo tres meses, triplicando el ajuste del conjunto del país (4,7 %), un dato que solo superan Baleares, Cantabria y Castilla-La Mancha. La tasa de paro cayó así en 1,8 puntos y se sitúa en el 12,2 % (frente al 14,5 % del Estado).

El análisis de los datos publicados por el Instituto Galego de Estatística revela que el nuevo empleo creado durante el verano es mayoritariamente masculino y temporal: 15.500 de los nuevos ocupados son varones y solo 5.200 puestos de trabajo de nuevo cuño los desempeñan mujeres. En el caso de la duración de los contratos, de los 14.200 nuevos asalariados que deja el trimestre, 11.100 (más de tres cuartas partes) son eventuales. Una cifra que no sorprende cuándo se analiza el reparto del empleo por sectores. Como es habitual en plena campaña de verano, los servicios fueron el nicho de actividad que más tira del mercado laboral, con 18.200 puestos, el 88 % del saldo neto de nuevos ocupados. El sector primario, agricultura y pesca, aportó otros 6.100, mientras que la industria y la construcción destruyeron empleo, con la salida de 2.400 y 1.300 trabajadores, respectivamente.


Fuente: La Voz de Galicia